Depilación Láser Médica

La Depilación por láser consiste en la eliminación del vello mediante energía lumínica. Un láser de depilación es un aparato que actúa mediante pulsos de luz controlados. El folículo piloso contiene melanina y los láseres de depilación tienen como diana de actuación la melanina, la energía lumínica al ser absorbida por ésta, es transformada en energía térmica, en calor que va a dañar el folículo piloso exclusivamente, sin que exista riesgo alguno de afectar a las estructuras vecinas o a la piel.

Aunque existen diferente tecnologías láser aplicadas, no se pueden enfrentar entre ellas, sólo podremos valorar las utilidades de las mismas. En Candela, ofrecemos uno de los sistemas de depilación permanente más preciso y avanzado tecnológicamente del mercado actual; con el que se obtienen excelentes resultados en la eliminación del vello no deseado, de manera efectiva, cómoda y rápida.

La depilación láser es duradera y permanente en la gran mayoría de casos; no es efectiva sobre pelo blanco o canoso (muy rubio), no se debe realizar sobre pieles bronceadas ni a personas con un fototipo de piel muy alto. El resultado de la depilación Láser, aunque es visible desde el primer momento, precisa de varias sesiones, y dependerá de varios factores a tener en cuenta, entre otros: calidad del vello, ciclo de crecimiento, sexo, zona a tratar…